Es más que conocido que el Dr. Hugo Gambetta, Ex-pastor de la IASD, está haciendo grandes concentraciones en distintos lugares de sudamérica y ahora en Perú, con sus prédicas y/o conferencias sobre “profecía bíblica”, y es tanta la “pegada” que este individuo tiene que, hasta los mismos “Adventistas del Séptimo Día” en regla (pertenecientes a la feligresía de la Iglesia en sí) apoyan lócamnte a este supuesto “mensajero del Señor”. No tengo nada con este personaje. Lo que sí creo que está mal es utilizar los logos, y el nombre de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, la misma que le quitó los credenciales pastorales y le borró de la feligresía de la iglesia. Creo sinceramente que esa es una total falta de respeto y más aún una burla a la IASD. Pero lo que me deja pensando, y me preocupa grandemente es la actitud de algunos “adventistas” desenfrenados que pareciera que van a ver a Cristo mismo, que hacen hasta lo imposible por defenderlo. ¡Qué tal raza! bien dice las Escrituras que “engañará hasta a los escogidos” (Mt.24:24). “Adventistas” sin fundamento “Ese pastor sí predica conforme a la Palabra de Dios”, “esos mensajes sin son poderosos”, “pero ¿porqué dicen que ya no es pastor adventista si habla lo mismo que nosotros y mejor”, “él seguirá siendo pastor adventsta aunque los humanos lo borren de la iglesia”…. declaraciones como estas son pronunciadas vez tras vez por “adventistas”, y pongo entre comillas porque los adventista verdaderos no reaccionaría así al escuchar los mensajes de este famoso “mensajero de Dios” con detenimiento. Y digo sin fundamento, porque es triste dejarse convencer por mensajes temáticos que lo único que hacen es extraer porciones bíblicas, del Espíritu de Profecía, imaginación, noticias alarmantes, pero con pizcas de falsedades. Y según la lógica: un poco de falsedad hace falso toda la verdad. Así de simple. Alguno puede pensar diferente a mí, pero es la verdad. Y es que son sin fundamento, simple y llanamente porque aclaman a un personaje que fue sancionado por la Iglesia de Dios, haciendo caso omiso a esa determinación, mostrando así abiertamente rebeldía contra las autoridades. Ahora, no me mal entiendan. Creo personalmente que no hay problemas en escuchar sus mesnajes. Como pastor adventista, no prohibo, creo que no es lo mejor. Lo que sí aconsejo es que antes estudien sus Biblias, los Escritos de Elena G. de White bien. Estoy convencido que si hacen eso se darán cuenta de que el Dr. Hugo Gambetta es simplemente un hombre que ha leído, pero que no ha leído bien. Así de simple. Una cosa es escuchar y otra muy diferente promover Dije que no se debería prohibir escuchar los audios o ver los videos de este personaje, eso sería hacerlo ,ás importante, y la verdad no lo es. La Biblia nos presenta al primer discidente de que el Gobierno de Dios experimentó: Luccifer. El ángel de Dios se rebeló, Dios lo discipilinó y muchos ángeles se mostraron en contra de la decisión de Dios. Ya en la tierra, cuando Dios creó a Adán y a Eva, y los puso en Edén, les advirtió de este discidente, pero no les prohibió, simplemente les advirtió. Adán y Eva sabían de este personaje (lucifer), y aún así decidieron oirlo, y no sólo oirlo, sinó hacerle caso. Lo que satanás a través de la serpiente, les dijo no era del todo falso, había verdad, pero no todo era verdad (gN. 3:1-13). Y finalmente ocasionó una desgracia. En la actualidad, creo que Gambetta, así como cualquier otro discidente, debe ser considerado así, no con temor no nada sino como un individuo que está errado y debemos tener cuidado. Pero cuando utiliza el nombre de la Iglesia Adventista del Séptimo Día para sus propósitos, ahí tenemos que pronunciarnos firmemente. Una cosa es escuchar, no puedo taparme los oidos y fingir no oir nada, pero otra cosa es actuar rebeldemente y siendo yo un Adventista, promover a este tipo que, no pertenece a la Iglesia Adventista. Creo que el adventista loco e ingenuo actuará así, proimoviendo un evento que sin duda no es malo, pero la forma de hacerlo (mientiendo, al decir que es de l Iglesia Adventista) sí que es malo.

Pero, ¿Cuál es el problema de sus mensajes? Para ser sincero varios:

1. Su mala comprensión de la doctrina de la hamarlogía (pecado).

2. Su énfasis en el perfeccionismo.

3. Su predicación sobre Apoc. 17 al decir que son 7 papas, y no 7 reinos.

4. Su predicación acerca de las trompetas. No es historicista sino sensacionalista y distorcionada.

 5. Su rebeldía y orgullo frente a la iglesia adventista.

6. Interpretación errónea de los 7 trompetas de Apocalipsis.

 Nota: Si alguno quiere más ampliación, solo escribeme.

Finalmente, quiero dirigirme a todos los Adventistas del Séptimo Día que apoyan y ve al Dr. Gambetta como una humilde oveja. Hermanos, si ustedes quieren promover al Dr. Gambetta, nadie les puede prohibir, ni Dios. Pero eso sí, sean sinceros, no sean desleales a Dios, ni a su iglesia, y no utilicen el nombre de la Iglesia Advetista del Séptimo Día, logrando únicamente confundir a mucha gente que no sabe de este problema y que cree que el Dr. GAMBETTA ES PASTOR ADVENTISTA CUANDO NO LO ES. ¡NO LO ES! Estoy orando por cada uno de ustedes…!

Anuncios