Daniel y Apocalipsis: el uno para el otro

El libro de Apocalipsis revela lo que a Daniel no le fue mostrado en plenitud. De allí que en Daniel 12:4 se le dice que las profecías del libro son “para el tiempo del fin”. En ese contexto al leer Apocalipsis 10 y notar que a Juan se le muestra un libro que NO está cerrado como en Daniel sino abierto. Sin problemas podemos entender que está hablando de la misma cosa.


Si en Daniel los secretos del fin del tiempo estaban sellados o cerrados. A Juan del Apocalipsis le son revelados, de allí que Apocalipsis significa “revelación” pues allí están revelados los secretos del los tiempos finales de la historia. En otras palabras: Daniel tiene el candado y Apocalipsis las llaves, para ilustrarlo mejor.
No obstante, aunque duela reconocer a algunos, la iglesia adventista a diferencia de las otras denominaciones, cuenta con una luz mayor, es decir con el don profético en Elena G. de White. Lo que ella hace es pintar y ampliar el panorama de manera bíblica. En realidad Dios la usó grandemente para el tiempo del fin.

LA LEY DOMINICAL

 

Apocalipsis descorre la historia en el tiempo del fin

La interpretación tradicional de Apocalipsis 13:3 “pero su herida mortal fue sanada” es: Que en el año 1798 la Roma papal o la iglesia católica sufrió una “herida mortal”, esa herida es la humillación que le tocó vivir a la iglesia católica en manos de Napoleón Bonaparte y su revolución francesa. El papa Pío VI (nombre verdadero fue Juan Ángel Braschi) fue sacado de la basílica de San Pedro en Roma y desterrado por las fuerzas francesas dirigidas por el general Berthier el 10 de febrero de 1798.
Sin lugar a dudas fue un evento duro para la iglesia católica. Hasta esa fecha nadie había osado a enfrentársela, pero Napoleón Bonaparte, quien quería conquistar el mundo y dominarla, sabía muy bien que jamás lo lograría si la iglesia católica representara una amenaza. Es por eso que concentró sus fuerzas en contra de los aliados de Roma y de manera extraordinario hizo desastres en la misma sede de la iglesia católica. Lamentablemente el poder de Francia se terminó, y no se levantó otro poder como la iglesia católica por mucho tiempo. La iglesia católica estaba humillada y no había señales de grandeza, al contrario parecía “una mansa paloma”.


¿Cuándo se sanó la herida mortal?

Algunos teólogos han enseñado que fue en 1929, cuando fue establecida como estado independiente al devolverle todos sus terrenos y propiedades antes quitados por Napoleón. Sin embargo hay que ser realistas, la Iglesia católica no es ni la “pizca” de lo que fue en el pasado, antes de 1978, por ello debe entenderse que la herida de la bestia primera de Apocalipsis 13 aún no está sanada. La herida está en proceso de cura, más no está completamente sanada.

¿Cuándo será sanada?

Según el desenlace de la historia es sencillo ver lo que viene. Según la Biblia, será la segunda Bestia la que hace que el “mundo” adore a la primera bestia (iglesia católica o el sistema papal: Apocalipsis 13:12,13), entonces, ¿quién es la segunda bestia? Estados Unidos (Conflicto de los Siglos, 486-503). De esta manera podemos entender que, es, o será Estados Unidos el que unida con la Iglesia Católica constituirán la unión de poder político-religioso en contra del remanente, o pueblo de Dios (Apocalipsis 12:17), y hará que “grandes y chicos, ricos y pobres, libres y pobres” tengan la “marca de la bestia” (o sea el DOMINGO en contraposición con el SÁBADO bíblico o sello de Dios).

¿En qué consiste la ley dominical?

Será una ley mundial promulgada desde Estados Unidos en unión con la Iglesia Católica Apostólica Romana, esta ley consiste en obligar al mundo a unirse a una sola fe, una sola religión, una sola iglesia y adorar a Dios en un solo día. Según el libro Conflicto de los Siglos en la página 682, explica como será este engaño.

Los tiempos finales serán muy tristes, no es difícil ver en la actualidad este asunto. La crisis de los Estados Unidos indica mucho (así como la crisis actual en europa). Estados Unidos es la potencia más grande, no hay nadie que pueda hacerle frente, hace lo que quiere y desea. Si Estados Unidos está en crisis es simplemente porque ha invertido millones y millones de dólares en armamentos. La unión entre la iglesia católica y Estados Unidos será más o menos así: (Conflicto de los Siglos, 498).


El mundo no va a mejorar. Debemos estar concientes de eso. Cada vez más y más la economía mundial colapsará. Los desastres naturales van a aumentar. El odio de la gente y maldades tras maldades serán el pan de cada día. Cuando las cosas se pongan duras, más de lo que podemos percibir ahora, la gente buscará a Dios. La iglesia católica, la abanderada de la fe cristiana dirá que la única manera para que el mundo cambie es volver a Dios, que Dios está molesto y que las desgracias del mundo son porque la humanidad se ha alejado de Dios. Es así que hará un llamado al arrepentimiento y a volver al “día del Señor”, y para ellos el día del Señor siempre ha sido el domingo. Como la iglesia católica es el poder religioso, Estados Unidos apoyará esa decisión políticamente y promulgarán una ley universal, que el día para adorar a Dios debe ser el domingo y solo ese día.


Los fieles lectores de la Biblia, se darán cuenta que eso estaba predicho en las escrituras y no aceptarán y seguirán adorando a Dios en el verdadero día de reposo: “EL SÁBADO”. Pero la gente verá que los desastres son implacables y las desgracias no se acaban a pesar de haber regresado a Dios según ellos, es en ese contexto donde los que adoran a Dios en domingo tienen la marca de la bestia y los que lo hacen en el sábado bíblico serán sellados por Dios.


El poder político de Estados Unidos y el religioso de la iglesia Católica perseguirán a los fieles porque dirán que, porque hay fanáticos y desobedientes a la “voluntad de Dios” (osea guardar el día domingo), el mundo está en catástrofe atroz, así, los que guardan el día sábado serán culpador de las desgracias mundiales.


Los que no guardan el día domingo serán perseguidos

(Conflicto de los Siglos, 649).


Los que guardan el día domingo serán los que tienen la marca de la bestia, y ella no es una marca visible sino una invisible. La Biblia dice que es en la frente y en el brazo derecho, sencillamente porque en la frente representa tus decisiones y tu brazo derecho tu trabajo, tu actuar, en otras palabras no es una marca que la vean los hombres sino una que es vista por Dios.

Así, los que son fieles a Dios en todos los aspectos y eso incluye en no guardar el domingo sino el sábado tal como la Biblia lo enseña, serán perseguidos, pero no hay porqué temer pues ellos serán sellados con el sello de Dios que es el sábado.
De esta manera, es imprescindible volver a los orígenes, a la Biblia.


CONCLUSIÓN


Preludio o algunos eventos que indican que no falta mucho

Según Juan 17:21, Jesús oró para que su pueblo “sea uno”. Sin lugar a dudas esa es la voluntad de Dios. Pero leamos bien. No dice para que muchos pueblos sean uno, sino que dice: “para que su pueblo sea uno”. Es cierto Dios tiene ovejas en otros rebaños, pero no tiene otros rebaños. Sin embargo, la iglesia católica está empeñada a toda costa en hacer que todas las iglesias se unan. Veamos algunos avances:


1. El documento de 25 páginas: Catholics and Evangelicals Together: The Christian Misión in the Third Millennium, es decir, CATÓLICOS Y EVANGÉLICOS UNIDOS: LA MISIÓN CRISTIANA EN EL TERCER MILENIO. Este documento se firmó en New York de los Estados Unidos, exactamente el 29 de marzo de 1994. El presente lo firmaron aproximadamente 40 norteamericanos prominentes y líderes evangélicos a así como 04 jesuitas. Lo que llama la atención del mundo es que por siglos ambos grupos se han declarado enemigos acérrimos, no obstante por temas como el aborto, las drogas, la pornografía, etc., se han unido con el propósito de hacer fuerzas. Así este documento enfatiza categóricamente que son más las similitudes entre evangélicos y católicos que las diferencias, por lo tanto deben olvidarse de la historia amarga y ver con optimismo el futuro pues la humanidad necesita cristianos unidos, no desunidos. (confrontar con lo escrito por Elena G. de White en Conflicto de los Siglos, 498).


2. La encíclica papal de de 115 páginas: Ut Unum Sint, es decir, QUE TODOS SEAN UNO. Esta encíclica o carta universal, tiene un valor inimaginable. Lo que un papa dice, tiene un valor tan grande que sobrepasa incluso a las Escrituras. Esta encíclica fue redactada por el aquél entonces Papa Juan Pablo II, en el vaticano, Roma el 25 de mayo de 1995, y el resumen en general es: La única manera para poder hacer frente ante tanta desgracia es estar unidos. Además en esta carta la Iglesia Católica pidió perdón al mundo por los errores que cometió la iglesia católica en el pasado.

 

Finalmente, la Ley Dominical es y será una realidad. En la actualidad se está desarrollando todo el escenario propicio para que la unión de la Iglesia Católica y EE.UU en un tiempo no muy lejano, dicten una ley (que ya se han dado en algunos estados de EE.UU hace muchos años y otros hace poco), primero en EE.UU (que será señal para huir a los montes), y poco tiempo después ésta ley será mundial. Este evento marcará el inicio del fin del tiempo de gracia. De allí, la gran importancia de estar preparados, investidos del Espíritu Santo para ser fieles a Dios a pesar de las crudas pruebas que vendrán sin duda.

 

Maranatha…!!!

Pr. Heyssen J. Cordero Maraví

Fuente:  http://apologeticadventista.blogspot.com/2009/07/la-ley-dominical_16.html

 

Anuncios